DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

FONDO-WEB-HAL90001.jpgSIALOLITIASIS

Una de las causas más frecuentes de sialoadenitis es la obstrucción en el sistema de conductos salivales. Los cálculos salivales afectan a un 1,2% de la población y representan el 60-70% de los conductos salivales (Nahlieli 2004; Kim 2007; Bomeli 2009; Nahlieli 2006). Las causas adicionales de obstrucción al flujo salival incluyen las estenosis en 25-25%, inflamación (5-10%) y otros patologías poco comunes, tales como cuerpos extraños (1%).

El tratamiento conservador es la primera línea de terapia que incluye el tratamiento con antibióticos,estimulantes salivares, y agentes anti-inflamatorios. Sin embargo este tratamiento falla en hasta un 40% de las personas con sialoadenitis, en cuyo caso se recomienda la extirpación de la glándula salival afectada. La extirpación quirúrgica de la glándula lleva numerosos riesgos como la parálisis del nervio facial, lingual y el nervio hipogloso. Otras complicaciones son el síndrome de Frey, fístulas, sialoceles, xerostomía, infección y hemorragia.

La sialolitiasis, que sucede principalmente en el conducto de Wharton de la glándula submaxilar, pasa desapercibida con los métodos diagnósticos convencionales, especialmente en cálculos de menos de 3 mm, en donde la ecografía pierde mucha precisión. El TC no permite el diagnóstico diferencial con los flebolitos y la sialografía no permite la visualización directa de la patología ni su tratamiento. Las nuevas técnicas de resonancia magnética tienen el mismo problema.

La sialoendoscopia permite la extracción del cálculo por medio de pinzas o cestas de manera directa en el caso de cálculos de menos de 4-5 mm o su fragmentación con láser de Holmium o Tulium para su posterior extracción, en casos de mayor diámetro. Además si ninguno de estos métodos fuera posible, permite el abordaje intraoral combinado, localizando y señalando al cirujano el punto preciso por donde seccionar el conducto y permite la introducción de guías que facilitan su posterior reconstrucción. De esta manera las submaxilitis crónicas, en las que la glándula se consideraba atrofiada de manera irreversible, se puede evitar la submaxilectomía y muchas de las glándulas pueden recuperar su función. En los casos menos frecuentes en los que el cálculo se sitúa en el parénquima de la glándula parotídea permite un abordaje tipo lifting combinado con la extracción del cálculo , que es señalado por la luz del endoscopio, sin necesidad de una parotidectomía.

La patología más frecuente es la sialolitiasis submaxilar, con una tasa de éxito en su extracción del 74-86% para parótida y submaxilar.(F Marchal,Dulguerov P. 2003; Nahlieli O. 2006; Marchal F. 2007; RR Walvekar, un Razfar, Carrau RL, et col. 2008; Bowen MA, Tauzin H, Kluka, EA, et al. 2010; Nahlieli O, Nakar LH, Nazarian Y, et col. 2008; Walvekar RR, RL Carrau, Schaitkin B. 2009).

Por ello, se recomienda realizar la sialoendoscopia a todo paciente con hinchazón inexplicable de las glándulas salivares , en especial después de las comidas.

PAROTIDITIS RECURRENTE INFANTIL

Se ha determinado que las inflamaciones recurrentes de la parótida en los niños pueden ser resueltas con sialoendoscopia, bien mediante el diagnóstico de una etiología concreta, o simplemente con el lavado del conducto con o sin esteroides, que suele presentar un aspecto blanquecino y avascular, a través del canal del sialoendoscopio.(Nahlieli O,Shacham R, Shlesinger M, et al. 2004; Jabbour N, R Tibesar, Lander T, et al. 2010; Martins-Carvalho C, Plouin-Gaudon I, Quenin S, et al. 2010; Faure F, Querin S, Dulguerov P, et al.2007)

Hasta ahora ningún método había resultado efectivo cuando las medidas conservadoras fallan. Shacham et al. estudiaron a 70 niños con sialoadenitis recurrente. En 56 de los niños, los síntomas se eliminaron después de un procedimiento, y sólo 5 niños necesitaron un segundo procedimiento. Nahieli también ha observado mejoría significativa. (Shacham R, Droma EB, Londres D, et al. 2009)

SÍNDROME DE SJÖGREN

En estos casos se ven favorecidas las estenosis del conducto de Stenon La sialoendoscopia permite confirmar el diagnóstico clínico y ecográfico y resolver la frecuencia de parotiditis.(Kim 2007; Bomeli 2009; Nhlieli 2006, Schacham 2011)

INFLAMACIONES E INFECCIONES RECURRENTES DE ORIGEN DESCONOCIDO

Existe un gran número de pacientes en los que a pesar de utilizar todos los medios diagnósticos a nuestro alcance siguen con episodios repetidos de inflamación salivar sin un diagnóstico etiológico. Gracias a la sialoendoscopia podemos descubrir y tratar sialolitos, estenosis de conducto o tapones de moco que habían pasado desapercibidos, evitando ingresos recurrentes por urgencias, consumo de recursos médicos y la molestia que supone para el paciente.

SIALOADENITIS INDUCIDAS POR TRATAMIENTIO CON IODO RADIOACTIVO.

Es la complicación más frecuente (18%) en los pacientes con cáncer de tiroides sometidos a esta terapia, y aunque el tratamiento conservador permite la resolución del 70% de los casos, la sialoendocopia permite la resolución de su recurrencia en el 50% del resto de casos mediante la dilatación de las estenosis de conducto. (Kim et al 2007)